Reflejos Primitivos

by admin, agosto 11, 2014

<

¿Qué son los Reflejos Primitivos?

Al nacer, el niño pasa de un estado muy protegido, a un mundo lleno de estímulos en el que tiene que satisfacer sus propias necesidades. Para sobrevivir, el niño viene equipado con una serie de reflejos primitivos, que le van a permitir responder al nuevo medio al que se enfrenta. Son necesarios para la supervivencia del bebé en las primeras semanas de vida.

Si los reflejos primitivos se mantienen más allá de los 6-12 meses, se considera que son aberrantes y son evidencia de inmadurez del SNC. Estos reflejos no integrados van a afectar distintas áreas del funcionamiento: coordinación motora gruesa y fina, percepción sensorial, cognición y expresión. Es decir, van a estar afectadas las bases principales del aprendizaje.

Varios de estos reflejos tienen una relación muy directa con el desarrollo de distintas habilidades visuales, como son los movimientos oculares, el sistema de enfoque, la visión binocular o la percepción visual.

A la vez que el niño realiza su desarrollo motor en los primeros meses de vida, y va integrando los reflejos primitivos, está también desarrollando estas habilidades visuales. El desarrollo motor, visuomotor y social del niño se realiza de forma paralela.

Si el desarrollo motor no se realiza adecuadamente, se van a ver afectadas las habilidades visuales. Por ello es importante realizar la evaluación y tratamiento del desarrollo motor del niño, ya que va a constituir una base importante para el tratamiento de los problemas visuales.

Hay varios reflejos primitivos que tienen una relación directa con distintas habilidades visuales:

Reflejo Moro:

Se activa por algún suceso inesperado y repentino y es una respuesta de alarma del bebé, que llama la atención de sus cuidadores.

Si el reflejo de Moro no se ha integrado correctamente, a nivel visual puede haber problemas Acomodativos, Oculomotores y de Percepción visual. Se relaciona también con fotosensibilidad, y reacción pupilar pobre a la luz. Puede haber también problemas vestibulares, con mareos al movimiento, y un mal equilibrio y coordinación.

Reflejo Tónico Asimétrico:

Este reflejo produce que el bebé mueva los brazos y las piernas dependiendo de la posición de la cabeza. El RTAC permite la primera coordinación ojo-mano y está presente cuando aparecen las primeras fijaciones sobre objetos cercanos. En los movimientos de integración el niño entrena la visión binocular.

Si el reflejo no se integra, se relaciona con malos movimientos oculares y problemas de visión binocular.

Este reflejo supone un importante impedimento para una correcta Integración Bilateral. La información sensorial tiende a ser procesada hacía un hemisferio cerebral y se presentan dificultades para el cruce e integración interhemisférica, de esta manera muchos niños tendrán dificultades con la comprensión lectora y se relaciona especialmente con la Dislexia.

Así mismo hay una implicación entre la presencia del Reflejo Asimétrico del Cuello y la libertad en el movimiento de las articulaciones implicadas en el agarre y uso de la pinza, de manera que se asocia a problemas de coordinación fina ojo mano.

Reflejo Espinal Galant:

Tiene un papel activo en el proceso del parto, y el que no esté integrado se relaciona con problemas de hiperactividad y falta de atención.

Los niños que no han integrado este reflejo suelen tener dificultades para mantenerse quietos en la silla durante mucho tiempo. Se relaciona también con que tengan un corto periodo de atención y pobre memoria a corto plazo.

[/column]

IMG_1135

reflejos primitivos

tabla_ritmios

 

Reflejo Tónico Laberíntico:

El RTL ayuda al niño a adaptarse a las nuevas condiciones gravitacionales que encuentra al nacer. Ejerce una influencia importante en el tono muscular del cuerpo, ayudando al recién nacido a enderezarse. Da la oportunidad al niño para que practique el equilibrio, el tono muscular y la propiocepción.

Si este reflejo no se integra, cuando el niño empieza a andar no está seguro en el campo gravitacional, porque los movimientos de cabeza alteran el tono muscular, variando el centro de equilibrio. Se asocia con dificultades para juzgar el espacio, distancia, profundidad y velocidad. Suele relacionarse con problemas de equilibrio y la oculomotricidad no es buena, porque no funciona bien el arco reflejo oculo-vestibular.

Tónico Simétrico:

Este reflejo ayuda al bebé a vencer la gravedad, levantándolo del suelo. Ayuda a integrar el RTL, y es un puente para gatear. Divide el cuerpo en dos horizontalmente. A nivel visual entrena la acomodación, ya que para integrarlo, el niño pasa de mirar lejos a cerca, y viceversa y se amplia la distancia a la que ven bien.

Si este reflejo no se integra, lo niños no aprenden a gatear. Se mueven arrastrándose sentados, o pasan directamente a andar. El RTSC debe integrarse para que la posición de brazos y piernas no dependa de la posición de la cabeza.

Si el reflejo no se integra, los niños presentan malas posturas al sentarse, a la mesa o en el colegio. Se acercan mucho al libro y tienen una pobre coordinación ojo-mano.

Reflejo Palmar:

Este reflejo se activa presionando ligeramente la palma de la mano, el bebé cerrará los dedos.

Respuesta de Babkin: al succionar, el niño mueve las manos.

Si este reflejo no se integra, aparecen problemas en el control motor de las manos, que se evidencian en dificultades para atarse los cordones, abrocharse los botones, etc.

Los niños no desarrollan una buena pinza y se producen problemas de escritura. Pueden aparecer movimientos involuntarios de la boca al escribir.

[/row]